?

Log in

 
 
01 July 2014 @ 12:13 pm
Y nuestro viaje ha llegado a su fin... Por ahora  
Y hemos llegado al final del Fest, de más está decirles lo agradecidas que estamos con todas las personas que participaron en él, por haber dejado sus ideas, por haber escrito y publicado tan geniales viajes y además habernos enseñado un poco de diversas partes del mundo.


La idea de realizar este fest era llevar a Harry y Draco a lugares que no habían sido utilizados antes, ponerlos en situaciones un poco más complicadas de lo normal y añadirles lo difícil de estar lejos del hogar y los amigos. Gracias a todos ustedes esta idea se ha concretado, dándonos además el gusto de leer 17 nuevas historias.


Pero como siempre, los viajes tienen que terminar, dejándonos con la maleta llena de recuerdos y experiencia, y antes de despedirnos queremos dejarles este "Epilogo" del Fest, y si prestan atención podrán ver claramente cuál es la intención del mismo...



El regreso a casa

Harry y Draco llegaron a la estación de Trasladores de Londres a las cuatro de la mañana. No era la hora más precisa para viajar, por supuesto, pero querían evitar llamar la atención, y esa era la hora de menos tráfico de trasladores.

Cargaron con sus maletas encogidas en los bolsillos y salieron al Londres muggle, donde tomaron un taxi rumbo a casa, ninguno hablaba mucho, sobre todo por el cansancio que hacer tantas escalas les había dejado.

—Siento que hemos estado viajando mucho –comentó Draco, ya con el pijama puesto y metiéndose a la cama.

—Estas sí que fueron verdaderas vacaciones, ¿no crees? Conocimos gente, y costumbres, y cosas raras que jamás pensé que existieran y que no quiero volver a probar –comentó Harry desde el baño, terminando de prepararse para dormir.

—Lo bueno es que tenemos todo el día de mañana para descansar—suspiró Draco, haciéndole sitio a Harry en la cama.

Habían dicho a sus amigos que no volverían hasta dos días después, y así tener ese tiempo para descansar y organizarse un poco después de estar tanto tiempo lejos de casa. Casi amanecía cuando se quedaron dormidos abrazados.
Y hubieran dormido el resto del día si es que una lechuza no hubiera golpeado la ventana cerca de las diez de la mañana.
Draco empujó a Harry, dándole a entender que él no se levantaría a ver qué pasaba y Harry, aún medio dormido, y un poco gruñón, finalmente se levantó. El sueño se le quitó cuando vio que se trataba de una lechuza del Ministerio. Del Ministro mismo para ser más precisa.

—No lo vas a creer…

—¿Qué el Ministro sepa que ya llegamos? Sí, en realidad sí, tienen un historial de todos los trasladores y…

—Eso no, esto –interrumpió Harry, dejando caer la carta sobre el pecho de Draco, que la tomó y frunció el ceño:

Estimados señores Potter y Malfoy:

Esperamos que hayan regresado con bien de su largo viaje, y que las vacaciones los hayan dejado descansados y con ánimos. Los viajes son muy buenos, no solo para mejorar la relación y el compañerismo, sino también para aprender culturas nuevas y abrirnos la mente a otras costumbres y formas de vida.

Y es por eso que el Ministerio, siempre buscando la integración de nuestra sociedad con el resto del mundo, ha decidido en navidad hacer un libro relatando la forma en que otras culturas festejan tan apreciada fiesta, será un encuentro de costumbres mágicas y muggles.

Sabemos que aunque no hay mucho tiempo para empezar a planificar, ustedes estarán gustosos de apoyar al Ministerio en tan loable labor, por lo que han sido asignados como investigadores interculturales.

El día de navidad, con ayuda de un giratiempo que les proporcionará el área de Misterios, visitaran diversas ciudades, muggles y mágicas, e investigaran la forma en que el resto del mundo celebra la navidad, para luego traernos esa información y recopilarla toda en un libro que será entregado a cada familia del mundo mágico sin ningún costo.

Desde ya, el Ministerio está muy agradecido por su participación y apoyo.

Que tengan buen día.

Kingsley Shacklebolt
Ministro de magia.

—Nos vamos por poco tiempo y el Ministro pierde la cabeza –negó Draco, dejando caer la carta a un lado de la cama y volviendo a abrigarse con las mantas, Harry se recostó a su lado y lo abrazó.
—Definitivamente –susurró Harry, mientras las cortinas se cerraban y la habitación volvía a oscurecerse.
Draco casi estaba dormido cuando nuevamente escuchó la voz de Harry.
—Pero no sería mala idea, es decir, serán como vacaciones pagadas, y ayudaremos al Ministerio…

—Potter…

—En serio, piénsalo, Draco, podremos festejar navidad muchas veces.

Draco tomó una profunda bocanada de aire.

—Será divertido… —susurró Harry, besando el cuello de Draco, justo en ese lugar que sabía que le hacía perder la cabeza.

—Serás cabrón…—murmuró Draco, pensando que tal vez ya no tenía tanto sueño y que probablemente sí terminarían trabajando en ese proyecto de “Las Navidades del Mundo”.

¿FIN?


¿Y ustedes qué opinan? ¿Draco y Harry podrán hacer un mega viaje alrededor del mundo, con giratiempos, para contarnos cómo se celebra la navidad en el resto del mundo...?



Una buena canción para cerrar el #TravelFest2014



Tengan por seguro que oirán de nosotras muy pronto...